Aniversario FAVET: 92 años de tradición

La Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias más antigua del país celebra un nuevo año de vida y su comunidad, pese al distanciamiento físico a consecuencia de la pandemia que afecta al mundo entero, se une de forma virtual para recordar aquellos momentos que han marcado su historia; una que comenzó con su fundación en 1938.

Recuerdos de cátedras de Medicina Veterinaria cuando la Escuela estaba ubicada en Quinta Normal

Un 29 de abril se firmó el Decreto Supremo que creó la Facultad donde se formarían decenas de generaciones de médicos veterinarios de excelencia. Fue el Decano Hugo K. Sievers quien lideró la separación con Agronomía para ser una unidad académica independiente, pionera en el rubro de la investigación y salud animal.

Desde entonces, la comunidad de FAVET, con sus académicos y académicas, personal de colaboración y sus estudiantes, ha contribuido en la formación de profesionales con un gran espíritu de servicio público para ser un aporte en la salud de nuestro país.

“Poder tener en nuestras aulas a estudiantes extraordinariamente talentosos independientemente de su condición socioeconómica y de su modo de pensar; la calidad y productividad académica de los profesores y un personal de colaboración con alto profesionalismo, lealtad y compromiso son a mi juicio uno de los factores que explica el alto nivel de excelencia de nuestra Facultad”, afirmó el Decano de FAVET Dr. Mario Maino, destacando que siempre se está avanzando en la búsqueda permanente de mejorar.

Sin duda, la historia de FAVET ha ido de la mano con la evolución social. Por ejemplo, Agustina y Teresa Acchiardo, hermanas gemelas, fueron las primeras mujeres médicas veterinarias del país en la década de 1930. Hacia 1960 había solo 20 mujeres de esta profesión. Sin embargo, hoy en día, el género femenino es mayoría en las generaciones que ingresan a estudiar Medicina Veterinaria. 

Excelencia

Desde su creación, la Facultad ha fomentado la creación, cultivo, desarrollo y difusión de la medicina veterinaria y las ciencias animales con el más alto nivel académico, como aporte al desarrollo socioeconómico y científico del país, en diferentes ámbitos.

“La comunidad FAVET se preocupa del constante perfeccionamiento científico-técnológico de sus egresados, es decir que aquí se enseña en el marco de la experiencia investigativa sobre la base de los propios proyectos elaborados y ejecutados por sus miembros o integrantes, pero siempre enfocado a que tengan un fuerte compromiso social, de manera de que hagan un aporte relevante en donde se inserten laboralmente, ya sea prestando, transfiriendo, difundiendo su conocimiento y vinculándose con los diferentes agentes sociales, productivos y científicos”, señaló el Vicedecano Dr. Fernando Fredes, reconociendo el valor que tienen los profesionales de nuestra Casa de Estudios.

Se trata de un trabajo en equipo; las y los académicos, así como el personal de colaboración y los estudiantes unen sus esfuerzos para avanzar en la formación de nuevos profesionales de la medicina veterinaria.

Así lo ve Norma San Martín, secretaria del Departamento de Fomento de la Producción Animal, quien lleva felices 35 años trabajando en FAVET y ha visto cómo ha ido cambiando su trabajo y las instalaciones. “He visto crecer la Facultad en infraestructura y en la cantidad de gente que uno ve día a día. Hay muchas más facilidades, porque hay más tecnología, hasta para uno mismo en las labores que tengo. Antes tenía que imprimir una prueba en un esténcil y si te equivocabas tenías que hacerlo todo de nuevo y ahora una con el computador cuesta mucho menos”, recordó con cariño.

La Pintana

La Facultad siempre estuvo asentada en la Quinta Normal, incluso al separarse de Agronomía. Pero tras el Golpe de Estado del año 1973, toda su comunidad debió trasladarse a su ubicación actual en Campus Sur donde “existía solamente infraestructura de un Centro Experimental con carencia de salas de clases, laboratorios y oficinas”, de acuerdo al profesor Fredes y cuando “Santa Rosa tenía dos pistas, una de ida y una de vuelta y había acequias a los dos lados”, como recuerda la profesora Pilar Oviedo, quien también es Secretaria de Estudios de FAVET.

La Dictadura Militar es uno de los pasajes más difíciles de la historia moderna de nuestro país y sin duda dejó una huella imborrable en la Facultad. En este duro periodo y durante la intervención de la Universidad se exoneró a varios integrantes de nuestra comunidad. FAVET lamentó la desaparición de 3 de sus alumnos entre 1974 y 1977 y el asesinato de otros dos jóvenes recién egresados de la carrera; sus familias recibieron hace poco su título póstumo en una significativa ceremonia en la Casa Central.

“Con las prohibiciones de reunión y el toque de queda muy prolongado significó un cambio profundo de nuestras formas de relacionarnos”, contó el profesor Héctor Adarmes, académico del Departamento de Ciencias Biológicas Animales, quien por esos años era estudiante y, según cuenta, debía estudiar caminando para soportar el frío en la Facultad porque no había Biblioteca o algún lugar donde reunirse.

La generación de estudiantes, funcionarios y académicos de esa época debió adaptarse a muchos cambios y tratar de sacar lo mejor de cada momento para continuar con la vida, pese a todas las dificultades. La profesora Oviedo, por ejemplo, recuerda con nostalgia, pero alegría a la vez, cuando tuvo que armar un esqueleto de perro.

“Era para la clase de Anatomía. Tuvimos que reconstruir el esqueleto, pegando cada hueso. Había que hacerle tratamientos especiales con soda caustica. Este perro colgaba de un fierro, con una placa de bronce. Tengo imagen grabada, no se me ha olvidado nunca”, explicó la profesora Oviedo recordando que todos querían tomarse fotografías con el esqueleto después de tanto trabajo, que les sirvió para aprender las partes del animal y para estrechar lazos con los compañeros por las extensas jornadas que tuvieron que pasar juntos.

Crecimiento

Así, generaciones de estudiantes han ido dando vida y nuevos aires a la Facultad a través de los años. Se desarrollaron importantes movilizaciones estudiantiles y sociales para mejorar las condiciones relacionadas con financiamiento, calidad, ambiente y buenas prácticas asociadas a la no discriminación, la equidad y paridad de género.

La Universidad completa ha ido desarrollando políticas para mejorar estos ámbitos, a las cuales FAVET se ha sumado a lo largo de los años. Así mismo, ha existido un crecimiento con el desarrollo de tecnologías, la adquisición de nuevos recursos y la implementación de metodologías de estudio más modernas, entre otras iniciativas.

“Mi generación vio todo el cambio de recibir las notas escritas en un papel a tener acceso a ellas a través de U-Cursos. Nosotros éramos más tecnológicos y eso también era una exigencia para que la Facultad se fuera modernizando, y así fue. Pasábamos todo el día ahí y teníamos los recursos para poder estudiar y estar con los compañeros, eso también fue un gran apoyo para hacer los trabajos y avanzar en las materias”, contó Cynthia Rojas quien recién se tituló de Médico Veterinaria y comenzará sus estudios de postgrado en la misma Facultad para perfeccionarse en su carrera.

También existe una serie de avances en infraestructura. Dentro de Campus Sur se contará con una nueva sala de estar para los estudiantes, un laboratorio multidisciplinario con tecnología de punta y un Módulo de Rumiantes. “Es una búsqueda incesante por aumentar los niveles de calidad de la facultad tienen que ver con las condiciones de operación, que permita mejorar las condiciones en donde se realizan las actividades académicas”, recalcó el Decano Maino, agregando que se han fortalecidos las unidades de apoyo docente y comunitario para promover el desarrollo de la formación integral de todos los estudiantes.

Salud Pública

Desde el retorno a la democracia en los años 90, FAVET ha ido trabajando en la adaptación de sus programas y metodologías a las nuevas exigencias, formas de vida y movimientos sociales relacionados con el respeto al medio ambiente, el bienestar animal, la formación por especialidades y el desarrollo del concepto Una Salud, bajo el cual se han delineado las diferentes áreas de trabajo e investigación de la Facultad.

“La democracia interna no sólo hay que verla como la posibilidad de elegir a nuestras autoridades cada cierto tiempo, sino que principalmente, como la oportunidad de que todos seamos actores de nuestro destino y de nuestro tiempo. Ese es el rol de nuestra Universidad desde su creación en 1842 y ese es el papel de nuestra Facultad desde 1938 a la fecha”, destacó el Decano Maino sobre el constante avance en la evaluación y rediseño del plan estudio para robustecer el aporte de nuestra comunidad y su protagonismo en la salud pública.

Hay importantes hitos en la historia de nuestro país en los que la Facultad, a través de un estrecho vínculo con el gremio y las instituciones del Estado, relacionados con la salud pública y animal, ha sido un actor clave, como las campañas sanitarias como la antirrábica y antibruselósica, durante la primera mitad del siglo XX, o la erradicación de la Fiebre Aftosa en 1981.

También ha generado espacios de formación profesional y de servicio médico veterinario a la comunidad con la creación, desde el año 2000 en adelante, de diferentes sedes de Hospitales Clínicos Veterinarios de la Universidad de Chile a cargo de profesionales con reconocida experiencia en el área. Ya van tres recintos en la Región Metropolitana y ahora está el proyecto de construcción de un cuarto en la comuna de La Reina, que tendrá espacio para la formación académica.

En nuestro aniversario, el Rector de nuestra Universidad, Ennio Vivaldi, destacó la participación que ha tenido FAVET en la historia de la salud de nuestro país, señalando que “En un escenario histórico, como el que estamos viviendo con esta pandemia, quiero destacar la labor de veterinarias y veterinarios, y, en particular, la contribución de todos quienes componen la comunidad de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile en la salud pública y el importante rol que tiene en ella desde su creación hace 92 años. Su excelencia se ve reflejada en su valiosa misión al formar nuevas generaciones de profesionales y desarrollar aportes científicos trascendentales para el estudio, protección y conservación de la biodiversidad, que es esencial para mantener la salud animal, medioambiental y humana”.

La misión de nuestra Facultad se hace posible trabajando como comunidad, tanto dentro de la unidad académica como de la Universidad en su totalidad.

La búsqueda de la calidad, de acuerdo con nuestro Decano, debemos entenderla como un proceso continuo que recoge conversaciones y reflexiones de toda la comunidad universitaria y que proyecta nuevos desafíos. “El compromiso que tenemos como Universidad con los destinos de nuestra Patria, nos exige ser los mejores, nos exige que la excelencia y el agrado por el trabajo bien hecho, sean nuestro sello cada día, todos los días”, concluyó el Dr. Maino extendiendo la invitación a seguir trabajando juntos para alcanzar el éxito.

Últimas noticias

Salud Pública

FAVET participa en validación de nuevos ventiladores mecánicos

La Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile puso a disposición sus recursos para ser parte de una innovadora propuesta de transformación de ventiladores mecánicos básicos a equipamiento para ser usado en pacientes que necesitan asistencia respiratoria de alta complejidad en medio de esta emergencia sanitaria por la pandemia del COVID-19 que tiene el sistema de salud

Propagación de enfermedades, clara señal de un ecosistema en peligro

La acción humana y el cambio climático están deteriorando cada vez más el ecosistema, lo que propende la propagación de enfermedades infectocontagiosas como la que hoy tiene al mundo entero en un estado de emergencia sanitaria sin precedentes. En la conmemoración del Día de la Biodiversidad, queremos destacar la importancia de su protección para la salud humana, animal y medioambiental.

Compartir:
http://uchile.cl/v162945
Copiar