Declaración pública por jaurías de perros asilvestrados en Chile

En vista de la lamentable decisión del Servicio Agrícola y Ganadero de Chile (SAG), de suspender la entrada en vigencia del decreto que declara dañinas a jaurías de perros asilvestrados, planteamos nuestra posición como investigadores y profesionales dedicados a prevenir la transmisión de enfermedades comunes al ser humano, los animales domésticos y la fauna silvestre.

1. Los perros asilvestrados en Chile se han constituido en un problema ecológico grave que afecta a diversas especies animales silvestres, tanto del ambiente terrestre como acuático, desde la Región de Arica y Parinacota hasta la Región de Magallanes y la Antártica Chilena.

2. Los ataques provocados por jaurías de perros asilvestrados no distinguen condición de vulnerabilidad de los animales ni áreas protegidas del territorio nacional, afectando por lo tanto a especies animales en peligro de extinción dentro y fuera de áreas protegidas por las leyes del Estado.

3. Las jaurías de perros asilvestrados desarrollan una estructura jerárquica y organizada de sus integrantes, que les permite establecer territorios de desempeño y estrategias de ataque de gran eficiencia, consiguiendo matar o herir a sus víctimas.

4. Esta estructura jerárquica de las jaurías, determina que los animales más experimentados le enseñen esta conducta agresiva a los perros más jóvenes del grupo, quienes perpetúan la existencia de las jaurías.

5. Debido a la condición de asilvestrados, es muy poco probable que campañas de adopción permitan la inserción efectiva de estos animales a los hogares, sin que exista riesgo para las personas o para otros animales domésticos.

6. Además, los perros asilvestrados representan un riesgo sanitario por su continua exposición a agentes biológicos patógenos, sean virus, bacterias, hongos o parásitos, que circulan habitualmente en la fauna silvestre. En la práctica, esto significa que si estos perros entran en contacto con perros domésticos o ingresan al entorno donde existan seres humanos, especialmente niños, mujeres embarazadas, adultos mayores, personas enfermas, pueden significar un importante peligro para la salud pública. Debido a las condiciones y áreas donde se forman estas jaurías, la gente ligada al mundo rural estará expuesta a un mayor riesgo. Justamente esta población es la que presenta mayores dificultades para conseguir asistencia médica.

7. Basándonos en estas evidencias, concluimos que las jaurías de perros asilvestrados constituyen efectivamente animales peligrosos para la integridad ecológica y sanitaria de las poblaciones de animales y personas de nuestro país, y recomendamos decididamente su inclusión como animales dañinos en el Reglamento de la Ley de Caza.

8. Discrepamos además con lo expresado en la comunicación existente en la página web del SAG (http://www.sag.cl/noticias/minagri-suspende-entrada-en-vigencia-del-decreto-que-declara-daninas-jaurias-de-perros) sobre que “los perros vagos que deambulan en nuestras ciudades no afectan al ser humano ni al medio ambiente”, lo cual según investigaciones realizadas tanto dentro como fuera de Chile demuestran exactamente lo contrario.


Finalmente, como integrantes de la Red de Investigación en Zoonosis Emergentes y Re-emergentes, expresamos a la autoridad sanitaria competente, y en particular al Ministerio de Agricultura, nuestra total disposición para colaborar en la resolución de este tema, defendiendo los intereses sanitarios del País y anteponiendo siempre las evidencias científicas existentes al respecto.

 

 

 

foto1
foto1
foto1
foto1

Últimas noticias

En gestión del uso de antibióticos en acuicultura:

U. de Chile se integra como Centro de Colaboración para la OIE

El organismo internacional dio a conocer la noticia durante su Asamblea General, confirmando así que el plantel público forma parte de su red global de centros colaboradores, con el objetivo de aportar conocimientos científicos respecto a la gestión y uso adecuado de antimicrobiano, junto con promover la colaboración internacional en beneficio de la salud pública y del bienestar animal.

A raíz de la "viruela del mono"

¿Qué son las enfermedades zoonóticas y qué factores las originan?

Han ocurrido desde hace miles de años, probablemente desde que existen seres humanos y animales en el planeta, y seguirán registrándose a futuro. Eso es lo primero que aclaran los especialistas respecto a este tipo de enfermedades. Dentro de las medidas que se pueden tomar para evitar su propagación, está realizar vigilancia epidemiológica -como la que actualmente desarrolla la U. de Chile con las enfermedades de origen aviar-, educar a la población sobre los riesgos que conlleva el contacto directo con animales, y terminar la invasión indiscriminada de ecosistemas naturales.

Salud Pública

Epifavet realiza vigilancia activa para detectar virus de la influenza

La Unidad de Epidemiología de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias (Epifavet) de la Universidad de Chile monitorea constantemente reservorios de aves silvestres y de corral, en producción de traspatio, en diferentes puntos del país, con el fin de detectar de forma temprana focos de presencia de virus de Influenza en las interfaces humano-animal con un riesgoso potencial de contagio.

Experiencia piloto de Favet

Modelo piloto de Favet servirá de guia al centro de vacunas en Carén

Recinto ubicado en el Campus Sur de la Universidad de Chile ha permitido impulsar la investigación y la elaboración de vacunas para animales durante los últimos años. El proyecto, a cargo del académico de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias, Leonardo Sáenz, servirá de referencia para lo que se ejecuta actualmente en el Centro de Producción de Vacunas y Biofarmacéuticos del Parque Carén.

Compartir:
https://uchile.cl/v100223
Copiar