Estudiantes al servicio del país

Alto Andino: educación y voluntariado en el altiplano chileno

En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente destacamos a la organización estudiantil de la Universidad de Chile, impulsada desde Campus Sur, que trabaja hace casi 20 años a más de 3500 metros de altura en comunidades indígenas aledañas a Putre donde imparten talleres de educación ambiental y apoyan el trabajo de los productores, entre otras iniciativas para promover el desarrollo sustentable.

En Visviri, donde comienza Chile, y Cosapilla, ambas localidades de la comuna de General Lagos, en la Región de Arica y Parinacota, se desarrolla principalmente el trabajo de Alto Aldino, una organización compuesta por estudiantes de diferentes carreras de pregrado y postgrado de la Universidad de Chile, principalmente de Campus Sur, que nace al alero del Centro Internacional de Estudios Andinos (INCAS).

Con vocación de servicio público y un fuerte compromiso social, un grupo de estudiantes de la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias (Favet) guiado por el profesor Luis Raggi, académico de la unidad y director ejecutivo del INCAS, comenzó una travesía de voluntariado que iría tomando fuerza y sumando integrantes para convertirse en esta organización estudiantil que ha traspasado su trabajo en el altiplano chileno de generación en generación.

Pese a las restricciones sanitarias, el equipo actual de Alto Andino ha mantenido su vínculo con los pueblos indígenas de las localidades y resultó ganador del Fondo de Desarrollo Institucional que otorga el Ministerio de Educación, para mejorar la calidad de la educación a través de iniciativas de emprendimiento estudiantil, con el proyecto “Formando agentes de cambio en el contexto de crisis climática: líderes en estrategias de resiliencia y mitigación en beneficio de las comunidades”.

“Este proyecto permitirá que los estudiantes de distintas disciplinas de la Universidad de Chile sean capaces de desempeñarse en un nuevo escenario de Cambio Climático, poniendo a disposición de las comunidades los conocimientos técnicos adquiridos durante su formación, promoviendo el intercambio de ideas y el diálogo en la búsqueda de soluciones efectivas que potencien los esfuerzos de los grupos e instituciones de desarrollo local en un contexto multidisciplinario”, explicó Daniela Díaz, quien cursa su segundo año de Magíster de Ciencias Agropecuarias en la Facultad de Ciencias Agronómicas.

De acuerdo al equipo de Alto Andino, los proyectos que han desarrollados están dedicados al trabajo con las comunidades aimaras, quienes están ubicadas en zonas especialmente vulnerables al cambio climático y donde falta un real apoyo de especialistas que no solo sean profesionales de su disciplina, sino que tengan capacidades específicas para realizar labores en estas localidades, con su gente, su flora y fauna, su clima y su geografía.

Paulina Durán, de 5to año de Ingeniería Agronómica señala que “quisimos abordar mitigaciones o acciones que podemos tomar para enfrentar el cambio climático; y una es aumentar las herramientas de profesionales para ser agentes de cambio en escenarios que son mucho más intensos de lo que conocemos habitualmente”. Asimismo, destacó que se busca trabajar en conjunto con los pobladores para reflexionar sobre sus problemáticas y buscar soluciones.

Con este proyecto, Alto Andino está convocando a toda la comunidad estudiantil de pregrado y posgrado de la Universidad de Chile a recibir este beneficio, participando de las instancias que desarrollará el equipo para capacitar a profesionales del futuro con herramientas que les permitan trabajar con pueblos indígenas, en zonas áridas y altiplánicas de nuestro país, dando frente al cambio climático y sus consecuencias.

“Considero destacable la labor de voluntariado y los esfuerzos por un vínculo social de los alumnos que trabajan, no desde el asistencialismo, sino de la integración con los pueblos indígenas, recibiendo estos una necesaria colaboración desde el mundo Universitario y brindando a los estudiantes un potente contacto con la realidad del “Chile profundo”, de la idiosincrasia y de particularidades de la ganadería en ambientes extremos; y la relación de la Universidad con los pueblos indígenas”, sostuvo el profesor Raggi, quien ha acompañado a esta organización estudiantil desde sus inicios en sus diversos proyectos como colaborador académico.

Catalina Palma, de 4to año de Ingeniería Forestal, ingresó hace unos meses a la organización estudiantil. “Me llamó mucho la atención la consistencia y la constancia del trabajo en equipo que se ha ido perpetuando en el tiempo, y también la relación tan directa con los pueblos indígenas; ir haciendo un diagnóstico y detectando las problemáticas que tienen para poder apoyarles con nuestros proyectos, son pueblos muy vulnerables”, afirmó.

Prueba de esa constancia la da Yazmín Donoso, quien está preparando su Memoria de Título para convertirse en Médico Veterinaria y forma parte de Alto Andino hace cinco años. “Para nuestro equipo es importante generar una plataforma de conocimientos a una gama amplia de profesionales, para que estudiantes se transformen en líderes en este tema y en su visión integren este problema del Cambio Climático y vean cómo lo resuelven”, planteó, relevando el prestigio y reconocimiento que tiene la organización estudiantil en la zona.

Alto Andino trabaja principalmente en las localidades de Visviri y Cosapilla donde hay cerca de 50 ganaderos activos, núcleos familiares que se dedican a la producción de camélidos, llamas en su mayoría. El equipo brinda atención veterinaria, apoyo en la generación de invernaderos con una mirada agroecológica; realiza talleres de educación ambiental a niñas, niños, jóvenes y adultos, en las escuelas y organizaciones vecinales, donde reflexionan sobre los desafíos del cambio climático, conservación y protección de los recursos naturales.

El cambio climático se presenta como una problemática transversal que afecta al planeta en su totalidad, pero estas zonas son especialmente vulnerables a sus efectos. La escasez de agua y otros factores ambientales desencadenan nuevos desafíos en el área productiva, económica, social, entre otras, y en estas localidades, las y los estudiantes que se sumen al proyecto podrán adquirir nuevas herramientas para poder hacerle frente.

Para conocer las novedades y los avances del proyecto sigue la cuenta de Instagram @AltoAndino

Para inscribirte y ser parte del proyecto “Formando agentes de cambio en el contexto de crisis climática: líderes en estrategias de resiliencia y mitigación en beneficio de las comunidades” pincha el link

Últimas noticias

Sobre seguridad alimentaria

U. de Chile se suma a importante alianza internacional de colaboración

La iniciativa gestionada desde Favet permitirá que toda la Universidad de Chile pueda participar en esta alianza financiada por la Universidad Estadual Paulista de Brasil, a través del programa PrInt de la agencia gubernamental brasileña CAPES y que busca la colaboración en la investigación científica sobre producción animal de calidad, sostenibilidad y seguridad alimentaria.

Comunidad universitaria

Campus Sur inaugura oficialmente su Año Académico 2021

El desarrollo rural, la seguridad alimentaria, la sustentabilidad y la vinculación con el medio fueron los ejes centrales del encuentro que reunió de forma virtual a autoridades, académicos, académicas, funcionarias, funcionarios y estudiantes del complejo universitario que se divide entre La Pintana y Macul.

Obituario

Favet despide al Dr. Joaquín Ipinza Regla

Quien fuera considerado el único experto en hormigas de Chile, falleció el pasado 13 de junio dejando un importante legado sobre zoología y comportamiento de los animales en la formación académica de decenas de generaciones de médicos veterinarios en nuestro país.

Compartir:
http://uchile.cl/v176701
Copiar